Publicidad

En medio de las lacrimógenas

por · Noviembre de 2019

Publicidad

En medio de las lacrimógenas y los disparos de balines, un hombre corrió asustado hasta el Telepizza de Plaza Italia. Nos acercamos varias personas, gritaba que le dieron un ojo, que por favor le diéramos agua. Le pedían que se calmara, que al parecer el balín no dio en el globo, una hematoma morada crecía a la altura de su pómulo. El hombre levantó su camisa, tenía perdigones en la espalda, gritaba por un poco de agua. Que se calmara, insistía la gente y el volvía a dar vueltas con los brazos en el aire y pedía que le vieran el ojo. Saqué una botella de agua de mi mochila y un espejo, fui hasta él, le dije que se mirara, respiró aliviado. Abrí la botella y le di agua. Nos quedamos en silencio unos segundos, discúlpame, estoy muy nervioso, tengo 54 años, mi padre nunca más regresó después del 28 de octubre de 1973, les pido que me entiendan.

Sobre el autor:

Meribel González

Comentarios