Publicidad

Niño Proletario celebra 10 años de teatro

por · Septiembre de 2015

Durante cinco semanas el colectivo se tomará el GAM con funciones de sus dos últimas obras y lecturas performáticas de sus primeros montajes, entre otras actividades.

Publicidad
Expo Paz Errázuriz

Durante cinco semanas el colectivo se tomará el GAM con funciones de sus dos últimas obras y lecturas performáticas de sus primeros montajes, entre otras actividades.

Del 2 de septiembre al 4 de octubre la Compañía Teatro Niño Proletario celebra sus 10 años de trayectoria con una serie de actividades en el Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM), llevando por primera vez hasta este concurrido espacio sus últimos montajes y lecturas performáticas de sus primeras obras, el estreno de un documental y el lanzamiento de una revista sobre la agrupación, además de una exposición fotográfica.

«Nuestro trabajo metódico por instalar en escena cuestionamientos en torno a la construcción de nuestra sociedad —que nos ha llevado a ser embajadores culturales de nuestro país en Holanda, Bélgica, España, Italia, Brasil, Bolivia y Colombia—, debe ser celebrado», dice el director de Niño Proletario, Luis Guenel.

Fue en 2005 que Teatro Niño Proletario se constituyó como un núcleo de investigación y creación artística para Catalina Devia, Sally Campusano, Francisco Medina y el mencionado Guenel, todavía estudiantes y jóvenes docentes de diferentes escuelas. «Iniciamos este proyecto con la profunda convicción de que era necesario poner en el escenario temáticas como memoria y territorio, tensando estos tópicos desde la periferia, desde la falta de oportunidades, desde la cesantía profunda que azota a nuestras regiones, desde una clase media que se hunde producto de las deudas y las cuotas infinitas», dice el director

Fue así como salieron a escena las obras Hambre, Temporal y El Olivo.

«¿Dónde está el amor en nuestra sociedad de crecimiento vertiginoso?», fue la pregunta que cruzó la posterior creación del colectivo, El Otro, para luego dar vida a su más reciente trabajo, Barrio Miseria, basado en un cuento de nuestro editor, el escritor porteño Daniel Hidalgo. «Como siempre volvemos a hablar del territorio, de la centralización de nuestro país. Aquí Valparaíso, la ciudad patrimonio de la humanidad, es solo una fachada mentirosa para almas que deambulan frenéticamente de esquina en esquina intentando aferrarse a algo que les permita sobrevivir», comenta Guenel.

Teatro Niño Proletario en el GAM

Entre el 3 y el 13 de septiembre, los días jueves, viernes, sábado y domingo (a excepción del día 11), a las 19:00 horas, se presentará El Otro (2012) en la Sala N°2. Esta puesta en escena se inspira en el libro El Infarto del Alma de la fotógrafa chilena Paz Errázuriz y la escritora Diamela Eltit, el que tiene como centro de creación la temática del amor posible dentro de un hospital psiquiátrico. El montaje es una sucesión de imágenes, cuerpos y muletillas que, inmersos en este lugar indefinido, intentan merodear la temática de la sobrevivencia afectiva en nuestros días. El valor de las entradas es de $6.000 general y $3.000 estudiantes y tercera edad.

El 9 y 16 de septiembre, a las 19:30 horas, se llevarán a cabo en BIBLIOGAM las lecturas performáticas de la obra El Olivo (2009). Un ejercicio que contará con la participación de todos los actores que han sido parte de este trabajo -el primero de la compañía con dramaturgia original- y cuyo éxito le ha permitido girar por más de 5 países. Un grupo de personas que han perdido sus anhelos y esperanzas en un bar del sur de Chile dan vida a un montaje marcado por la nostalgia, la celebración vacía y el desconsuelo. La entrada es liberada.

Y entre el 24 de septiembre y el 4 de octubre, los días jueves, viernes, sábado y domingo, a las 19:00 horas, volverá a las tablas Barrio Miseria (2013). También en la Sala N°2 del GAM se podrá ver esta versión 2015 del cuento “Barrio Miseria 221”, incluido en el libro Canciones punk para señoritas autodestructivas, de Daniel Hidalgo. Un montaje donde los personajes transitan y se enfrentan al vértigo del suburbio porteño, con familias que viven hacinadas, niños abandonados engendrando rabia, canciones punk para no sentir, perros hambrientos, droga fácil, sangre y, por sobre todo, la ausencia del amor y la desesperanza frente al futuro. El valor de las entradas es de $6.000 general y $3.000 estudiantes y tercera edad.

Barrio Miseria3
Niño Proletario celebra 10 años de teatro

Sobre el autor:

PANIKO.cl (@paniko)

Comentarios