Publicidad

Mucho volumen

por · Marzo de 2016

Publicidad

Los discos de Albert Hammond, Jr. no se caracterizan por el ruido, tampoco por el volumen: son más armónicos que furiosos, mezclando la prolijidad de los Strokes con una melancolía que suena a California y no tanto a Nueva York. A diferencia de su amigo Casablancas, sus canciones no envalentonan ni encienden pasiones, más bien lo contrario: son un rockero llamado a la calma, guitarras sin épica y con mucha introspección, letras que hablan de amores, carreteras y habitaciones.

Por eso fue extraño, incluso incómodo, que el hombre, escondiendo sus rulos bajo un jockey negro, sonara a máxima potencia, reventando los parlantes a todo dar. No era un problema del escenario —que horas antes había ecualizado perfecto el rock de Ases Falsos y la electrónica de Javiera Mena— sino una elección de AHJ, las iniciales que le cubrieron las espaldas a Albert y sus cuatro secuaces.

Su último álbum, Momentary Masters (2015), parece más agresivo que sus primeros trabajos, y quizá ahí estaba la explicación de tanto decibel. Pero cuando fue el turno de sus pequeños clásicos —“In Transit” (2006), “GfC” (2008)—, interpretados con rigurosa exactitud, se confundieron dentro de esa muralla de ruido en que se había convertido su presentación.

En YouTube hay un video de 2008, sacado de un programa de tv holandés, en el que Hammond, Jr. y su banda tocan apretados y acústicos, encerrados en un ascensor. Adorables, sus canciones incluso parecían crecer en esa falta de espacio y amplificación, generando una sensación de intimidad que se correspondía con el espíritu de su música.

El video y el ascensor por supuesto han quedado atrás, y las aspiraciones del hijo de Albert Hammond están al nivel de su actual volumen en vivo. En una rara entrevista a Radio Cooperativa, reconoció que sus primeros discos se sintieron como un hobby fuera de su horario de trabajo, que nunca se tomó en serio su condición de solista. Ahora que los Strokes han confirmado su incapacidad de revalidar el éxito inicial, AHJ se quiere sacudir la carga y abrirse paso con su propio nombre. Sus canciones deberían ser suficientes, pero por si acaso, aunque en exceso, él les agrega mucha potencia.

Albert Hammond Jr

Mucho volumen

Sobre el autor:

Cristóbal Bley es periodista y editor de paniko.cl.

Comentarios