Publicidad

Estrenos Cuevana: A Serbian Film (10)

por · Abril de 2011

Publicidad

Cuevana goes hardcore. Estoy bastante lejos de ser un perito en gore, snuff y sadomasoquismo. En porno clásico podría sí autodenominarme una especie de experto. Un estudioso, como todos (no nos equivoquemos queridos Van Damme). No es el tema.

Sin embargo considérome un culeado lo suficiente corrupto mentalmente como para necesitar alimentar las bestias de la ezquizofrenia con más violencia y perversión. Así que le dí confiado al play de ‘A Serbian Film‘ sin saber absolutamente nada de qué iba. Salvo que era de un actor porno retirado al cual le ofrecen un regreso triunfal. Nada más. Pituquita la película. Fina. Además europea.

Ahora, no debería haber olvidado que el cine gringo bien nos ha instruido dos cosas. Las minas de europa del este son riquísimas. Y segundo, esos flacos están súper enfermos de la cabeza. Esa ecuación puede transformarse en una obra maestra o una absoluta violación mandingo gangbang bukkake mental. Hagan sus apuestas, bichos del infierno.

No hay intención alguna de irme de tarro- spoilear como dicen los cursis- pero sí a modo de advertencia/invitación (degenereques) se hace obligatorio comentar que al lado de ASF, Hostel o Anticristo parecen un capítulo de Backyardigans. No por nada, ahora cacho, la película dejó tamaña zorra cuando fue presentada en festivales. Era cosa de googlear un poco.

Sucede que la pedofília y la necrofília y las violaciones con resultado de muerte– incluyendo una mina que le sacan los dientes a tirones con un alicate y es forzada a tragarse un pico hasta morir (sorry por el ‘spoiler’)- mostradas súper explicitamente no son elementos que hagan aplaudir a los críticos.

Sumemos a esto el ítem en el cual Cuevana a veces se nos cae, acéptemoslo nada es perfecto, que son los subtítulos. En una película en inglés esto no se transforma en algo demasiado relevante. En serbio, en cambio, sí. Con cuática. Entonces la misión, la experiencia, está en inventar o adivinar varios pasajes del guión. Cosa que en una película como esta se transforma en un interesante experimento auto-sico-analítico.

Corre video.

Estrenos Cuevana: A Serbian Film (10)

Sobre el autor:

Luc Gajardo (@luco)

Comentarios