Publicidad

Estrenos Cuevana: Inside Job (10)

por · Abril de 2011

Publicidad

Este no es un estreno propiamente tal: hace un tiempo ya que está en nuestro refugio de forever-aloners, también conocido como cuevana. Pero es el último documental que subieron—ganador del Óscar 2011 en la categoría— y nos deja clarito cómo sucedió, quiénes son los culpables y para dónde va Estados Unidos (y por lo tanto, el mundo) después de la gran crisis bancaria de 2008.

Los medios se encargan muy bien de hacernos parecer que la economía es compleja, dura y terriblemente abstracta. Que es cosa de hombres: de hombres bien vestidos, educados, peinados, afeitados y por supuesto perfumados. Por eso no aparece en las noticias normalmente. Por eso también es que, en los pocos diarios reales que van quedando, se describe con muchos tecnicismos y sobre todo con elitismo: esto es asunto de ricos. ¿O alguna vez has entendido un titular del Diario Financiero?

El resultado es que nosotros, la inmeeensa mayoría, permanecemos todo el tiempo desinformados de qué carajo es lo que pasa con, por ejemplo, los bancos que tienen guardada nuestra poquita plata en sus cuentas; o con las autoridades que supuestamente están ahí para regular y vigilar que los hijosdeputa no hagan inversiones riesgosas con los ahorros de la gran masa.

Yo tengo poca idea de qué es lo que hacen con mis chauchas. Si con ella compran acciones por aquí o bonos por allá o si la ocupan para dar créditos a gente que no tiene cómo pagarlos. Pero después de ver Inside Job (Estados Unidos, 2010, dirigida y escrita por Charles Ferguson), sólo quiero saber y saber. Me vino el miedo.

Narrada por el buen Matt Damon, se da la vuelta entera por la historia reciente de la industria bancaria y financiera de Estados Unidos para dejar en limpio que:
-A diferencia de la Gran Crisis y Depresión de 1929, donde los norteamericanos aprendieron la lección y regularon su bolsa de comercio y sus bancos (para vivir más de 40 años de estabilidad y crecimiento ininterrumpidos), después de la catástrofe del 2008, Wall Street sigue dándose la torta y las empresas financieras están cada vez más enormes y descontroladas.
-Los culpables (esto es: gerentes de bancos y consorcios financieros, directores de la reserva federal, asesores económicos del gobierno y fiscalizadores de la industria) no sólo están identificados, sino que además no han sido juzgados, no han pagado un puto peso y siguen estando en diversos cargos de poder e influencia.
Obama no ha estado a la altura de la esperanza que generó, y tiene en los puestos públicos a la misma gente que permitió el colapso hace dos años y medio.
Estados Unidos es hoy el país desarrollado con mayor desigualdad en el mundo (el 23% del ingreso total de la nación se lo lleva el 1% más rico de la población), aumentando en los últimos años las horas laborales y el enduedamiento en el promedio de sus ciudadanos.
-Y lo más importante: no fue un accidente: todo esto pudo haberse evitado: sabían que estaban jugando con fuego pero también sabían que no se iban a quemar.

Una gran y desalentadora frase para el cierre: “Por primera vez en la historia, los estadounidenses tienen menos educación y prosperidad que la que tuvieron sus padres”.

No queda otra que verlo.

Estrenos Cuevana: Inside Job (10)

Sobre el autor:

Cristóbal Bley es periodista y editor de paniko.cl.

Comentarios